Camfic cierra filas en torno a las guías europeas de HTA

Temas relacionados:
Herramientas

E.M.C.

Madrid

|
19 feb 2018 - 12:43 h
|

El Grupo de Trabajo de Hipertensión Arterial de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria ha emitido un documento de recomendaciones en el que se mantiene favorable a aplicar las guías europeas sobre esta materia.

Las nuevas guías americanas, presentadas a final de año, prometen también un amplio debate en Europa, donde se espera que la revisión de estas pautas pueda ver la luz a mediados de 2018.

En las guías de referencia norteamericanas desaparece el concepto de prehipertensión como tal y se considera que se sufre hta con registros de 130 mmHg a 139 mmHg, y de 80 mmHg a 89 mmHg, explican desde Camfic.

Además, las guías establecen que, en términos generales, los pacientes han de lograr un objetivo de control de la presión arterial por debajo de 130/80 mmHg para considerarse dentro del concepto de buen tratamiento, incluyendo a los pacientes de edad avanzada y diabéticos.

Las pautas se basan en el ensayo clínico Sprint, cuyos resultados no se han reproducido en ningún otro estudio. De este modo, indican, se establecen unos objetivos que pueden generar mucha frustración, porque son muy difíciles de conseguir si no se utilizan tres o cuatro fármacos antihipertensivos.

El hecho de considerar con estas cifras que una persona es hipertensa supondrá tener que afrontar una gran sobrecarga asistencial, ya que supondrá que a partir de los 65 o los 75 años más del 80 por ciento de la población es hipertensa, creando, según este documento, una situación de sobrediagnóstico de la HTA.

Desde este grupo se insiste en que previsiblemente las nuevas guías europeas no estarán de acuerdo con ello. Los especialistas confían en que la revisión mantenga los límites aceptados hasta la fecha, de 140/90.

Desde Camfic remarcan que antes de poder etiquetar a una persona como hipertensa es preciso confirmar de manera ambulatoria los niveles de presión arterial. De ser así, es preciso realizar una estimación del riesgo cardiovascular global, teniendo en cuenta la edad, el sexo, factores de riesgo, etc. En estos casos, aunque la hipertensión se considera ligera, se recomienda tratamiento farmacológico.

En cualquier caso, en Europa seguimos utilizando el mismo concepto, cifras de 140/90 antes de pasar a la acción.

Twitter