“Cualquier innovación tiene que tener un valor para la compañía y para la sociedad”

Giuseppe Chiericatti, director general de Chiesi en España
Herramientas
Madrid
|
25 oct 2019 - 08:00 h
|

Con una amplia experiencia en el sector, desarrollada en su totalidad dentro de Chiesi, tanto en España como en otros países como Alemania o Reino Unido, Giuseppe Chiericatti llegó a la Dirección General de la filial de España en 2016. Durante estos años, uno de los grandes logros de la compañía ha sido el desarrollo de la triple terapia fija extrafina frente a la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), que además de su eficacia mejora la adherencia de los pacientes. Chiericatti repasa para EG algunos de los retos del sector y de su empresa.

Pregunta. ¿Cuáles diría que son los principales retos a los que se enfrenta en la actualidad la industria farmacéutica?

Respuesta. Los retos clave son, en primer lugar, proporcionar nuevas terapias que puedan marcar una diferencia en la vida de los pacientes: buscar mejoras. La historia de la medicina se basa en la innovación incremental y la mejora continua. A la vez, que estas terapias estén disponibles para los pacientes en todos los territorios es clave. Que tengamos la capacidad de mostrar de forma clara el valor añadido de estas terapias para que se traduzcan en beneficios reales para los pacientes, porque una terapia que no sea accesible para los pacientes es como si no existiera.

P. ¿Qué necesita el sector para continuar con su tendencia de crecimiento?

R. No hay espacio en el sector para productos que no aporten algo nuevo, hay que ser muy selectivos a la hora de investigar e innovar en áreas no cubiertas, que son las más complicadas; esto está muy claro en Chiesi a nivel global y en la filial de España. Buscamos áreas de desarrollo en las que mejorar la vida de los pacientes, como en el campo de respiratorio, EPOC y asma, en enfermedades raras con patologías poco prevalentes o en áreas como la neonatología, donde hemos logrado una terapia que ha salvado la vida a más de 4 millones de niños prematuros. Es algo de lo que estamos muy orgullosos ya que creemos que supone una gran aportación a la sociedad.

P. Hablando de Chiesi, ¿cuáles son los objetivos a corto, medio y largo plazo?

R. En la filial de España, uno de los objetivos principales es que queremos llevar a cabo un plan de crecimiento orgánico en el marco de una transformación muy importante que estamos realizando, que ha sido reconocida con la certificación B-Corp, apostando por la sostenibilidad y el valor compartido como conceptos clave. Hemos progresado desde la responsabilidad social corporativa, yendo más allá. Cualquier innovación dentro y fuera de la empresa tiene que tener un valor para la compañía y para la sociedad, lo que podemos hacer desarrollando nuevas terapias y acercándonos a los pacientes a través de sus asociaciones, porque además de fármacos necesitan proyectos que les ayuden, por ejemplo, a mejorar su adherencia a la terapia. Nuestro ‘know how’ nos permite llegar también a zonas con menos recursos en áreas que los necesitan.

Nuestra área clave es la de respiratorio: tenemos el proyecto ‘Respirar es Vida’, con una especie de exposición itinerante en varios hospitales, donde fomentamos la importancia de la adherencia a la terapia para estos pacientes y de mantener una vida sana y activa, realizando una actividad física compatible con las dolencias. En general, tenemos un plan ambicioso de crecimiento y de aportación a los pacientes y a la sociedad, con un reto muy importante que es eliminar nuestras emisiones de dióxido de carbono para 2035.

P. ¿Cuáles son las claves de que el área de respiratorio sea una de las más importantes de la compañía?

R. Hemos sido los primeros en lanzar la triple terapia en EPOC, una combinación de tres terapias que son la base para los pacientes cuya patología es de moderada a severa; esto facilita la adherencia, ya que los pacientes con EPOC suelen tener más de 60 o 65 años, con otras patologías y un régimen terapéutico muy complicado. Además, si manejar un dispositivo ya es complejo, combinar dos y con posologías diferentes dificulta la tarea, ya que multiplica la posibilidad de olvidar alguna dosis o de que haya errores al tomar la medicación. Más allá de esto, una parte relevante de nuestra inversión en I+D está destinada a enfermedades respiratorias menos prevalentes como hipertensión pulmonar arterial, fibrosis idiopática... nuestro mayor expertise está en el área de respiratorio y nos permite abarcar diferentes enfermedades.

“Cada año invertimos el 22% de la facturación en I+D, es muy importante”

P. Además de en ésta, ¿en qué otras áreas terapéuticas se centra actualmente la actividad de la compañía?

R. El área de neonatología es muy importante para nosotros, sobre todo en niños prematuros, ha habido un gran compromiso entre todos los agentes. El surfactante pulmonar ha sido muy importante para los pacientes desde su aparición hace 25 años. Ahora queremos simplificar estas terapias, para lo que hemos desarrollado un nuevo catéter para que sean menos invasivas. Esta es una de nuestras líneas importantes en I+D. También estamos tratando de desarrollar nuestra cartera de productos para recién nacidos. Otro foco está en el área de enfermedades raras, que son muy numerosas; el primer paso y muy complejo es diagnosticarlas, y luego hay que encontrar soluciones para estas patologías. Nuestra compañía ha apostado por esta área, en la que llevamos casi una década; también a través de alianzas, tenemos varios centros de I+D, entre ellos uno en el norte de Europa, que nos permiten construir un importante tejido en el campo de enfermedades raras que nos va a ayudar a avanzar. En España, también nos centramos en el área de trasplantes, muy importante para la filial.

P. ¿Qué importancia tiene la I+D dentro de la actividad de Chiesi?

R. La I+D es vital en Chiesi, forma parte del ADN de la compañía. Como dato que lo refleja, año tras año invertimos alrededor del 22 por ciento de la facturación total en investigación y desarrollo, lo que supone una apuesta muy clara y, pensamos, una apuesta ganadora en el futuro. Se ha acabado la era de lanzar productos similares entre sí, hay que salir al mercado desarrollando soluciones que aporten valor, esto se hace con I+D, implicando a los pacientes junto a los médicos.

En el marco de la neonatología hay una patología que no mucha gente conoce: hay niños que pueden tener síndrome de abstinencia porque en la gestación han sido expuestos a determinadas sustancias. Muchas veces para los médicos es muy difícil detectar esta patología, por lo que estamos desarrollando un proyecto para crear un medicamento que pueda ayudar a los niños en las primeras semanas de vida y que vuelvan a una situación normal, en esto somos pioneros. También tenemos líneas de investigación abiertas en niños prematuros en el área respiratoria, para trabajar de manera holística con ellos.

Twitter