Vacaciones adaptadas para enfermos de párkinson y sus cuidadores

Herramientas
|
29 jul 2014 - 08:00 h
|

La enfermedad de Parkinson afecta a más de 150.000 familias en España, de las cuales el 10 por ciento se encuentra en estado avanzado y, a medida que la enfermedad avanza, la figura del cuidador se va haciendo cada vez más imprescindible. Según el estudio EPOCA, el 73,4 por ciento de las personas con párkinson diagnosticadas hace más de 10 años cuentan con un cuidador y en el 78 por ciento de los casos es un familiar.

“Cuidar a una persona, aunque sea un familiar cercano, requiere de una gran inversión de tiempo y esfuerzos que pueden llegar a provocar un desgaste físico y psicológico. Por ello los cuidadores no deben de olvidar que cuidar de ellos mismos es cuidar mejor de su familiar, ya que son el pilar en el que se apoyan las personas con párkinson”, afirma la directora general de la Federación Española de Párkinson (FEP), María Gálvez.

Pese a que el verano se considera una época de descanso y tranquilidad, puede llegar a ser muy estresante para el cuidador, en especial a la hora de elegir un alojamiento adecuado a sus necesidades. Conscientes de la importancia de ello, la FEP, con la colaboración de Sanitas Residencial, ha puesto en marcha por segundo año consecutivo el programa ‘Vacaciones Adaptadas’. A través de este programa, los socios de las asociaciones federadas podrán tener acceso a estancias temporales durante todo el año en una veintena de residencias de toda España.

“El periodo estival es una época de descanso y tiene que serlo tanto para la persona con párkinson como para su cuidador; por ello, las Vacaciones Adaptadas están pensadas para los dos ya que podrán disfrutar de ellas con la tranquilidad de tener fácil acceso a una serie de servicios que harán más fácil su estancia”, asegura la presidenta de la federación, María Jesús Delgado.

Y es que, estos centros cuentan con cobertura sanitaria 24 horas y sus instalaciones están adaptadas para personas con movilidad reducida. “Estamos muy contentos de poder romper el mito de que las familias con personas afectadas de párkinson a su cargo no pueden viajar de manera segura y disfrutar al mismo tiempo de estancias vacacionales en centros completamente adaptados. Además, ofrecemos atención asistencial integral para atender las necesidades de los afectados por esta patología en cualquier momento”, explica Tatiana Mariño, coordinadora de Recursos Asistenciales y Dependencia de Sanitas Residencial y manager del proyecto ‘Vacaciones Adaptadas’.

Además, este año se ha ampliado de cuatro a 20 las residencias donde se pueden tramitar las reservas. Las instalaciones se ubican en: Coruña, Barcelona, Bilbao, Girona, Jaén, Lleida, Islas Canarias, Madrid, Salamanca, San Sebastián, Cantabria, Tarragona, Valencia, Vigo y Zaragoza.

En el marco de este programa, la FEP organizará del 16 al 22 de septiembre un encuentro de socios de asociaciones en Sanitas Residencial Tarragona. “Para las personas con párkinson y sus cuidadores es muy importante compartir experiencias con otras personas que están pasando por la misma situación que ellos. En este ámbito, las asociaciones ejercen un papel muy importante. Estos encuentros son una buena forma de favorecer el contacto entre los socios de nuestras asociaciones en un entorno diferente”, asegura Delgado.

Por otro lado, el cambio de rutinas, dejar de realizar las terapias de rehabilitación o el calor, pueden generar dificultades en las personas con párkinson. Por ello, es necesario que tengan especial cuidado y deben de llevar un estilo de vida similar al del resto del año.

Twitter