ENTREVISTA/ El CS Daroca obtiene mejores resultados en el control de los enfermos con diabetes tipo 2 gracias a una intervención multifactorial

“Un 80% de los pacientes evaluados han mejorado su hemoglobina glicada”

Yolanda Jiménez
Enfermera responsable de Educación para la Salud en el Centro de Salud Daroca
Temas relacionados:
Herramientas
|
28 jun 2013 - 16:00 h
|

El Centro de Salud Daroca, perteneciente a la DA Salud, situado en Madrid, ha desarrollado —y sigue desarrollando en la actualidad— durante los años 2012 —comenzó el mes de junio— y 2013 —finalizará en noviembre— un proyecto de mejora en Diabetes Melitus tipo 2. Yolanda Jiménez es la enfermera responsable de este programa mediante el que los pacientes han notado ya resultados.

Pregunta. ¿En que consiste el trabajo ‘Evaluación del impacto de una intervención multifactorial en el control de la glucemia en pacientes diabéticos tipo 2’ realizado en el Centro de Salud Daroca?

Respuesta. Este proyecto surge como respuesta a una necesidad detectada en el Centro de Salud Daroca de obtener mejores resultados en el control de nuestros pacientes diabéticos. Lo realiza el Centro de Salud Daroca con pacientes conocidos del centro seguidos en consulta individual de enfermería y que, a pesar de ello, no tienen un control óptimo de su diabetes por presentar hemoglobinas glicadas superiores a siete. Se trata de un proyecto que se inició en junio de 2012 y concluirá en noviembre de 2013.

P. ¿Como se realiza la captación de los pacientes incluidos en el proyecto?

R. Se han seleccionado pacientes diabéticos previamente conocidos y seguidos en las consultas de enfermería.

En una primera fase se seleccionaron los que cumplían con los criterios de inclusión, es decir, los que presentaban un mal control de su diabetes al tener Hb glicada por encima de 7 y que quisiesen participar en un grupo de educación para diabéticos. Después, durante la consulta inicial se realizó la determinación de HbA1C mediante glucómetro, una analítica que incluyese el control del perfil lipídico y creatinina —se considera válida una determinación en los tres meses previos—, una determinación del índice de masa corporal y una toma de la TA.

Además, a los pacientes que se consideró necesario, se los derivó al área médica para una revisión del tratamiento farmacológico.

P. ¿En que consiste la educación para la salud que reciben?

R. El proyecto incluye el paso de estos pacientes por un taller para diabéticos con el fin de reforzar sus conocimientos, así como su implicación en la enfermedad. También hacemos mucho hincapié en fortalecer la relación de seguimiento entre la enfermera y el paciente y que se produzca una continuidad en consulta de todas sus dudas posteriores. Reciben tres talleres sobre la enfermedad, alimentación, ejercicio, complicaciones, tratamiento farmacológico y situaciones especiales con un pre test y un post test de conocimientos.

A partir de los tres meses de acabada la intervención, se han evaluado mediante la determinación con glucómetro, las nuevas cifras de Hb glicada.

P. ¿Hay resultado de si han mejorado estos pacientes?

R. Sí. De los tres grupos de pacientes que han participado en este proyecto, ya se ha evaluado a un 40 por ciento, y los resultados han sido muy motivadores. Un 80 por ciento de los valorados han mejorado su anterior hemoglobina glicada, lo cual demuestra lo importante que es la motivación constante del diabético, que se ve reforzada con la formación de grupos y con tratamientos de educación más intensivos.

P. ¿Como se ha valorado desde enfermería esta experiencia?

R. Muy positivamente, ya que en este centro, desde siempre se han dado estos programas de educación para la salud para el paciente diabético. Sin embargo, el hacer el análisis de resultados ha motivado a los pacientes y ha venido a corroborar su necesidad y la importancia de la implicación de la enfermería en la educación diabetológica y en la potenciación de la implicación de los pacientes en el manejo de su propia enfermedad.

P. Este tipo de talleres de educación ya se vienen haciendo habitualmente, ¿qué ha supuesto para los pacientes el nuevo abordaje del Centro de Salud Daroca?

R. La hemoglobina glicada era un parámetro bastante desconocido por los pacientes, estando más familiarizados con las glucemias capilares.

Ahora, tras participar en este programa, conocen también la significación y la importancia de la hemoglobina glicada y su valor en la prevención de posibles complicaciones futuras.

P. ¿Que profesionales han participado en este proyecto?

R. Todos los profesionales del Centro de Salud Daroca han participado en el proyecto, aunque Enfermería ha sido la responsable de la captación de los pacientes y de su posterior seguimiento.

La responsable del proyecto ha sido Nuria Fernández de Cano, que es la directora del Centro de Salud Daroca; Teresa Nieto es la responsable de Enfermería; Yolanda Jiménez , la responsable de Educación para la Salud; y las enfermeras participantes en estos talleres de diabéticos han sido Teresa Álvarez, Inmaculada Carrasco, Carmen Domínguez, Ángeles González, Yolanda Jiménez, Teresa Nieto y Salvador Taengua.

“Ya se ha evaluado al 40% de los pacientes y los resultados son muy motivadores”

“La hemoglobina glicada era un parámetro bastante desconocido para los pacientes”

Twitter