“Me consta que la equidad es un objetivo del ministro, pero será una pelea complicada”

ANTONIO BERNAL presidente de la Alianza General de Pacientes (AGP)
Herramientas
|
13 jul 2015 - 08:00 h
|

Los objetivos del nuevo presidente de la AGP no solo pasan por seguir los puntos de su plan estratégico e incrementar el número de asociaciones pertenecientes. La llegada de Antonio Bernal coincide con un nuevo mapa político en las comunidades y con la voluntad del ministerio de firmar un pacto con los pacientes, contando para ello con las asociaciones más representativas, entre ellas la propia alianza.

P. ¿Cómo valora la firma de un pacto entre sanidad y los pacientes?

R. Todo lo que suponga llegar a acuerdos y cerrar pactos entre el ministerio y los pacientes siempre será positivo. El hecho de que coincida con mi presidencia me satisface más aún. Lo valoro como el comienzo real para que el paciente sea tenido en cuenta en la Administración como centro del sistema. Hasta ahora eso se decía mucho pero se hacía poco.

P. ¿Ha habido nuevos contactos?

R. Se han mantenido contactos y otro tendrá lugar próximamente. Creo que dentro de esta legislatura va a quedar cerrado, si no el pacto total, sí un acuerdo marco a seguir posteriormente entre los pacientes y la Administración.

P. ¿Qué supondrá para los pacientes?

R. Al menos una vía de diálogo que permita al paciente participar en actividades y decisiones importantes que afectan a su salud.

P. ¿Qué oportunidades ofrece el mapa surgido tras las elecciones?

R. El discurso hasta ahora estaba bastante monopolizado en todas las comunidades. Y cuando algo está monopolizado hay poco diálogo. En este momento las cosas han cambiado; hay mucha diversidad. Para poder legislar habrá que llegar a acuerdos; los partidos tendrán que consensuar las leyes. Este panorama nos permite a los pacientes ser más proactivos. Si un partido apoya más que otro la postura de los pacientes, puede ser resolutivo para sacar o no la ley adelante.

P. ¿Están los cauces de comunicación con las comunidades igual de asentados que con el ministerio?

R. No hemos llegado a tener componentes dentro de los consejos asesores, pero sí que empezábamos a tener una relación bastante buena con las comunidades. El nuevo panorama nos obligará a revalidarla para seguir adelante.

P. Ya hubo una reunión con las dos nuevas formaciones en el Parlamento andaluz. ¿Cómo valora su resultado?

R. Hemos sido muy bien recibidos por parte de las dos. Creo que Ciudadanos se dirige hacia una postura mucho más taxativa en relación a las subastas. En cuanto a Podemos, su postura quedó más abierta y sin definir. Continuaremos con esas rondas para enviar nuestro mensaje al resto de partidos que componen el arco del parlamento andaluz.

P. ¿Cabe esperar en el futuro reuniones similares en otras comunidades?

R. Sí, empezando con temas en los que la AGP ya tiene grupos de trabajo y por tanto dispone de información concreta que exponer. Tantearemos acciones de diálogo para buscar soluciones, como el de la Comunidad Valenciana. Una vez que los equipos se compongan y se consoliden iniciaremos esa ronda de entrevistas para expresar nuestros malestares con los partidos.

P. Compromís y PSOE ya han mostrado su decisión de modificar los algoritmos. ¿Qué le parece?

R. En principio, una decisión buena y acertada. Ahora bien, también necesitamos saber qué alternativa se ofrece.

P. ¿Qué falta para que los pacientes sean un agente reconocido?

R. Ahora mismo somos la pieza de cacería más buscada pero, ¿qué quieren hacer con nosotros? No lo sé. No quisiera pensar que son cuestiones electoralistas sino de sensibilidad hacia la sanidad y el SNS, porque para conseguir la sostenibilidad hay que contar con los pacientes. Pero falta todo por hacer. Salvo Alejandro Toledo, que se mantiene en el Consejo Asesor, en todo lo demás nos mantenemos en el campo de las promesas y los compromisos. Realmente aún no se ha contado con nosotros para decisiones importantes. De momento todo es una utopía.

P. Tras el reconocimiento, ¿es la equidad la pieza que falta?

R. Sin duda. En el momento en que nos sintamos reconocidos, una de las cosas que necesitaremos es un mismo acceso a la sanidad sin distinción del código postal. Me consta que es otro objetivo del ministro, pero también me consta su dificultad. Será una pelea complicada.

P. ¿Qué puede hacer el paciente para acabar con las inequidades?

R. Tiene que ser capaz de reclamar. Es imprescindible para ello un paciente informado, y las grandes asociaciones y alianzas debemos dar el máximo de formación e información.

P. Los expertos creen que la opinión de los pacientes debe tenerse en cuenta a la hora de definir el valor de la innovación. Y los pacientes parecen valorar más la calidad de vida. ¿Qué opina?

R. En general, para un paciente, que le alarguen la vida con mala calidad no es el mejor resultado. Calidad, ganando el máximo de tiempo posible, es el objetivo que queremos, es decir: una innovación que ofrezca la máxima calidad de vida durante el máximo de tiempo posible.

R. ¿Podría ser una demanda a incluir en el pacto con el ministerio?

R. Sí, sería muy interesante, entre otras cosas porque el paciente sería cómplice de los resultados o de lo que puede exigir del SNS. Es imprescindible que el paciente participe en estas decisiones, primero porque se implica, y segundo porque la decisión, aunque no pueda ser del todo acertada, marcaría unas prioridades.

Creo que dentro
de esta legislatura quedará cerrado, si no
el pacto total, sí un acuerdo marco a seguir”

Nos mantenemos
en el campo de las promesas. Aún no se ha contado con nosotros para decisiones importantes”

Si un partido apoya más que otro la postura de los pacientes, puede ser resolutivo para sacar o no la ley adelante”

Tantearemos acciones de diálogo para buscar soluciones, como el de la Comunidad Valenciana”

Twitter