Más de 400 andaluzas son diagnosticadas de cáncer de ovario al año

Herramientas
|
09 may 2016 - 08:00 h
|

Con motivo del Día Mundial del Cáncer de Ovario, este sábado se celebró en Córdoba la conferencia “Cáncer de ovario y genética”, (Ver programa) organizada por la Asociación de Afectadas de Cáncer de Ovario (Asaco), con la colaboración de Roche Farma.

En España se diagnostican anualmente unos 3.300 casos de cáncer de ovario, de los cuales 400 casos son diagnosticados en Andalucía. A pesar de que la incidencia no es muy alta, representa el cuatro por ciento de los cánceres en las mujeres y es la principal causa de muerte por cáncer ginecológico, por lo que son fundamentales iniciativas para sensibilizar y concienciar sobre esta patología.

La presentación de la jornada corrió a cargo de Encarna Cosano Cabello, responsable del Grupo de apoyo de Asaco en Córdoba. Durante la misma, participaron Mª Jesús Rubio Pérez, del Servicio de Oncología Médica del Hospital Reina Sofía de Córdoba; la Dra. Raquel Serrano Blanch, coordinadora del Servicio de Consejo Genético del Hospital Reina Sofía de Córdoba; el Dr. Lucas Minig, jefe de Servicio de Ginecología del Instituto Valenciano de Oncología (IVO) de Valencia, e Irene Liñán, familiar sana portadora de mutación genética.

En palabras de la doctora Mª Jesús Rubio Pérez, del Servicio de Oncología Médica del Hospital Reina Sofía de Córdoba, “en Andalucía, el cáncer de ovario tiene una incidencia de más de 400 casos al año, y, concretamente, 50 de ellos son diagnosticados en Córdoba. Un 80 por ciento de los casos se diagnostica en estadios avanzados de la enfermedad por lo que es imprescindible que la paciente cuente con toda la información necesaria”.

En cuanto al futuro abordaje de la enfermedad, la Dra. Rubio ha hecho hincapié en la necesidad de “desarrollar nuevos fármacos que mejoren la supervivencia”.

En referencia a los síntomas del cáncer de ovario ha manifestado que, “los más comunes suelen ser confundidos con dolores menstruales o hinchazón” y ha añadido que “entre los síntomas poco específicos destacan el aumento del perímetro abdominal, la sensación de peso en el abdomen, hinchazón abdominal persistente, sensación de plenitud tras comer escasa cantidad, necesidad de orinar con más frecuencia de lo habitual o dolor en la región pélvica”.

Twitter