Los pacientes con enfermedad renal común evolucionan bien sin tratamientos agresivos

Herramientas
|
22 mar 2013 - 09:00 h
|

El Servicio de Nefrología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid ha averiguado, a través del análisis de 141 pacientes a lo largo de 15 años, que los pacientes con una enfermedad renal común evolucionan bien sin tratamientos agresivos en el primer estudio europeo sobre este tema.

Según ha indicado el hospital, este hallazgo demuestra que la evolución de los pacientes con trastorno renal por depósito de IgA (anticuerpo) —enfermedad de Berger o Nefropatía IgA—, es “excelente” y consiguen en su mayoría superar la enfermedad sin recibir tratamientos agresivos.

Estas conclusiones, obtenidas a partir del primer estudio europeo sobre este tema y que ha coordinado el hospital, evidencian la estrategia terapéutica seguida en otros países en los que sí se utilizan, a pesar de sus efectos secundarios.

El estudio, publicado en ‘The Journal of the American Society of Nephrology’ (JASN), revista de la Sociedad Americana de Nefrología, demuestra que el pronóstico a largo plazo de este tipo de pacientes es muy bueno y que sólo deben realizarse controles rutinarios para vigilar la presión arterial y posibles incrementos de proteinuria.

Para llevarlo a cabo se ha realizado un análisis retrospectivo de 141 casos atendidos en hospitales de Madrid, Valencia y Barcelona, seguidos durante aproximadamente 15 años. Los pacientes seleccionados presentaban en el momento en el que fueron diagnosticados función renal normal y proteinuria en orina, recogida durante 24 horas, mínima o leve.

Los resultados confirman que la supervivencia de los riñones de los pacientes estudiados fue del 91,9 por ciento a los 20 años de seguimiento y que ninguno de ellos desarrolló insuficiencia renal terminal. Además, demuestran que en el 37,5 por ciento de los casos la enfermedad remitió a los cuatro años de seguimiento.

El hospital ha asegurado que estas conclusiones son “de gran importancia”, puesto que estudios previos sugerían que los pacientes con este trastorno desarrollaban una enfermedad progresiva.

Se trata de la primera investigación de estas características realizada en Europa, incorporando también el estudio de los tejidos obtenidos mediante biopsias renales, realizadas según la reciente y aceptada Clasificación de Oxford.

En ella han participado, además del Hospital 12 de Octubre, otros cuatro hospitales madrileños: La Paz, Ramón y Cajal, Gregorio Marañón y La Princesa. El Hospital de la Fe en Valencia y el Vall d’Hebrón y la Fundación Puigvert de Barcelona son los otros tres hospitales españoles que han ayudado al proyecto.

Twitter