La Asscat lanza la campaña nacional #objetivoNOHEPatitis

Herramientas
|
19 may 2016 - 08:00 h
|

La organización no gubernamental Asscat inicia hoy la campaña “Diagnóstico y tratamiento para todas las personas con Hepatitis C: #objetivoNOHEPatitis”, cuyo objetivo fundamental es concienciar a la ciudadanía de la importancia y de su derecho a realizarse las pruebas de detección del virus de la Hepatitis C (VHC.

Se estima que el 60% de los españoles que viven con VHC aún no lo saben. El diagnóstico temprano y la aplicación de terapia son claves para la curación de esta enfermedad.

Actualmente, la Hepatitis C se cura con tratamientos que eliminan totalmente el virus del cuerpo y, con ello, las consecuencias de la enfermedad. “No existe vacuna preventiva de la Hepatitis C. Los únicos métodos preventivos son la aplicación de medidas para evitar la infección y los tratamientos que permiten la curación, haciendo que la persona curada ya no esté en riesgo de transmitir el virus C a sus allegados”, explica Teresa Casanovas, asesora científica de la Asscat y hepatóloga del Hospital de Bellvitge. “Sólo las personas conocedoras de su enfermedad podrán poner medios para que otras personas no se infecten. La infección sólo se transmite por la sangre y las relaciones sexuales sin protección”, añade.

Una campaña activa en centros sanitarios y a pie de calle

Desde hoy y hasta el 28 de julio, fecha de finalización de la campaña coincidiendo con el Día Mundial de la Hepatitis, la Asscat promoverá diferentes acciones para hacer llegar su mensaje a toda la población: Mesas Informativas en los hospitales de Can Ruti, Hospital Clínic y Vall d’Hebron de Barcelona, y en el Hospital Arnau de Vilanova de Lleida; y Jornadas de Información sobre las hepatitis virales y detección de la Hepatitis C mediante el test oral en la Plaza Universidad y en el Hospital de Sant Pau en colaboración con Cruz Roja.

El test oral, denominado Oral Quick HCV, se ofrecerá a las personas que así lo deseen de forma gratuita. Esta prueba no invasiva permite la detección de anticuerpos del virus de la Hepatitis C (VHC) mediante un frotis de la mucosa bucal. El resultado se obtiene en tan sólo 20 minutos y tiene una precisión del 99 por ciento. Aquellas personas en las que el resultado sea positivo, serán derivadas a su médico o especialista para realizar el diagnóstico y, si fuera necesario, empezar el tratamiento.

La mayoría de las personas infectadas con el VHC desarrollan una enfermedad hepática crónica que a la larga podría producir graves complicaciones afectando a la calidad de vida de los enfermos y de sus familiares. “Nuestro objetivo es fomentar la prevención de nuevas transmisiones del VHC y que el diagnóstico sea lo más temprano posible para que las personas con Hepatitis C no lleguen a enfermedad hepática avanzada”, afirma Casanovas.

La “enfermedad silenciosa”

La hepatitis C es una infección ocasionada por el virus de la hepatitis C (VHC) que ataca al hígado causando su inflamación. Es conocida como la “enfermedad silenciosa” porque muchas personas no se sienten enfermas y sólo comienzan a notar los síntomas cuando el hígado ya está gravemente dañado. Esto puede ocurrir muchos años después de haber contraído la infección.

Las tasas de tratamiento, aun reconociendo el esfuerzo realizado en los últimos dos años con los nuevos antivirales, son muy bajas. Un elevado porcentaje de personas con hepatitis crónica por VHC no reciben tratamiento porque no saben que tienen Hepatitis C o porque su enfermedad no está avanzada de manera grave y no cumplen los requisitos exigidos por el Plan Nacional para poder acceder a la terapia hoy en día.

En España, según datos de estudios recientes, se estima que alrededor de 700.000 personas tienen anticuerpos frente al VHC. De éstas, casi 500.000 tendrían una infección virémica activa y de ellas sólo unas 170.000 estarían diagnosticadas. El porcentaje estimado de españoles que viven con el virus de la Hepatitis C y lo desconocen es del 60 por ciento.

Presencia global

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que aproximadamente el tres por ciento de la población mundial (entre 130 y 150 millones de personas) vive con VHC. El porcentaje de población infectada varía según las zonas geográficas, pero un número importante de esas personas con infección crónica podría desarrollar cirrosis y/o cáncer de hígado en su evolución.

La OMS también señala que la mortalidad por enfermedades hepáticas relacionadas con la Hepatitis C se estima en 350.000 personas al año, con una incidencia anual a nivel mundial de 3 a 4 millones de nuevas personas infectadas por el VHC.

Twitter