Franco: “Nos basamos en un modelo en el que el paciente es el eje, sin olvidar la atención a los cuidadores”

Herramientas
|
21 jul 2014 - 08:00 h
|

Rosa María Franco, directora del Hospital de Crónicos de Mislata, integrado en el Departamento de Salud de Manises, explica las particularidades de un modelo que ha puesto en práctica fórmulas novedosas para orientar la atención a estos enfermos, un auténtico reto para el sistema sanitario.

Pregunta. Se habla mucho de la necesidad de reorientar el modelo de atención sanitaria a los enfermos crónicos, ¿cómo y cuándo surgió la idea de dedicarles este hospital?

Respuesta. En mayo de 2010 el gobierno autonómico encarga al área de salud de Manises la gestión del Hospital de Crónicos de Mislata, un centro cedido por el Ministerio de Defensa que ya funcionaba como hospital de larga estancia, pero con pocos pacientes. El objetivo de Sanidad era convertir este centro en un lugar de referencia en el tratamiento de los pacientes crónicos, con una atención multidisciplinar y especializada. Y en ello hemos trabajado día a día desde entonces.

Se puso en marcha toda la implementación de procesos y procedimientos clínicos específicos de estos hospitales, se formó y actualizó a los profesionales que ya estaban trabajando allí y se seleccionó nuevo personal con perfiles especializados en el tratamiento de pacientes crónicos, principalmente para el cuidado de paliativos e intervención en daño cerebral

P. ¿Hay alguna experiencia similar en la que se inspiraran en su día?

R. Dentro de la CV nos inspiramos en el modelo de organización del Hospital Padre Jofre de Valencia, por ser un centro de referencia consolidado y con buenos resultados en el ranking de Hospitales de Crónicos de la Comunidad Valenciana, y añadimos, por considerarla imprescindible, la Unidad de Daño Cerebral. Por supuesto, tuvimos en cuenta las recomendaciones de la OMS y de los Modelos de Atención a la Cronicidad (nacionales e internacionales), la necesidad de que los pacientes y sus familias tuvieran un papel activo en sus cuidados y atención y la reorganización de los recursos para trabajar desde una perspectiva multidisciplinar e interniveles, las prácticas asistenciales basadas en la evidencia científica..

P.¿Qué aporta esta especialización? ¿Y qué limitaciones tiene?

R. La atención a la cronicidad se ha convertido en una necesidad y en un reto para el sistema sanitario a nivel mundial. El perfil del paciente está cambiando. La especialización permite prestar una atención integral, individualizada, más eficiente, establecer estrategias que vayan desde la prevención hasta la atención paliativa de la enfermedad.

Más que limitación, el gran reto, como apuntaba antes, es el cambio del modelo asistencial, orientado a la cronicidad, donde el trabajo multidisciplinar y la integración de los diferentes recursos será la clave.

P.¿En qué se diferencia de otros hospitales?

R. Somos el único hospital de crónicos público en zona urbana que dispone de una Unidad de Daño Cerebral, hecho diferenciador con respecto a lo existente hasta el momento. Contamos con instalaciones y un equipo ampliamente preparado para la atención a este tipo de pacientes. Por otra parte, también somos la única área de salud que integra las tres patas de atención: gestionamos toda la atención sanitaria de la población adscrita a un área de 195.000 habitantes, desde la atención primaria a la especializada pasando por la atención a pacientes crónicos que requieren hospitalización de media y larga estancia. El papel del Hospital de Crónicos en este sentido es de soporte al resto de la estructura departamental, garantizando la continuidad de los cuidados asistenciales, desde una perspectiva multidisciplinar y de integración de recursos, lo que nos permite garantizar una mejor calidad en la atención del paciente crónico.

P. ¿Se han interesado por su modelo otros centros españoles o extranjeros?

R. Aunque somos un departamento joven, el Hospital de Crónicos se integró en el Departamento de Salud de Manises en 2010, hemos recibido ya visitas de representantes del NHS, interesándose por nuestra Estrategia de la Cronicidad y nuestros programas de prevención y promoción de la salud Departamentales.

P. ¿Hasta qué punto supone un ahorro en recursos de hospitales de agudos, más caros por lo general?

R. Yo hablaría de eficiencia de los procesos, en la especialización de los profesionales, en la orientación a las necesidades del paciente crónico, no solo en el entorno hospitalario, sino en la integración de los diferentes niveles asistenciales y recursos como la Atención Primaria, la Unidad de Hospitalización a Domicilio...

P. ¿Cuál es el perfil de los profesionales que trabajan en el centro?

R. La alta especialización que requieren los pacientes atendidos en un hospital de media y larga estancia ha hecho necesaria la configuración de un equipo multidisciplinar de profesionales sanitarios. Entre ellos figuran médicos especialistas en Medicina Interna, Geriatría, Neurología o Rehabilitación. También contamos con Neuropsicólogos, Terapeutas ocupacionales, Fisioterapeutas, Psicólogos y trabajadores sociales, Enfermeros, Farmacéuticos y Logopedas, entre otros. Pero además tenemos el soporte de los profesionales de Atención Primaria y del resto de Especialistas del Departamento.

Nos basamos en un modelo de atención integral donde el paciente es el eje, sin olvidar los programas de formación y apoyo a los cuidadores principales, fundamentalmente en casos de pacientes complejos y paliativos.

P. ¿Cómo ha evolucionado la atención que ofrecen allí y qué líneas de trabajo piensan seguir en un futuro?

R. Nuestro principal objetivo es superar las expectativas que nuestros pacientes tienen depositadas en nosotros. Por ello, el Hospital de Crónicos aplica la Política de Calidad y Seguridad Clínica del Departamento de Salud de Manises y sigue su Plan de Calidad, en el que se especifican las acciones a emprender para alcanzar los resultados planificados en materia de calidad y seguridad y la mejora continua.

Hemos trabajado mucho, en estrecha relación con el resto de áreas del Departamento, los procesos crónicos neurológicos y paliativos. Desarrollado el área ambulatoria para pacientes de daño cerebral manteniendo la estructura multidisciplinar e interdisciplinar para dar continuidad al proceso asistencial y mejorar la calidad de atención y la satisfacción de nuestros pacientes.

Hemos puesto en marcha el área de Neurorrehabilitación Infantil (ambulatoria) que incluye, pionera en un entorno sanitario público, el diagnóstico diferencial y programas de tratamiento para niños con trastornos generalizados del desarrollo (que incluye el trastorno autista, síndrome de Asperger, abordando desde edades tempranas la necesidad de continuidad asistencial en estos procesos crónicos, mejorando la calidad de vida tanto de los niños como de sus familiares.

Seguiremos profundizando en la integración de la Atención Primaria y Especializada, mejorando los circuitos y la coordinación entre los diferentes niveles asistenciales, tratando de dar la mejor respuesta a las necesidades de nuestra población.

Twitter