Fneth paraliza su proyecto para los reclusos

Herramientas
|
18 may 2015 - 08:00 h
|

La Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (Fneth) ha decidido paralizar su proyecto de información sobre hepatitis C en las cárceles españolas hasta que las comunidades autónomas se comprometan a tratar a la población reclusa en igualdad de condiciones que la población general. Notiene sentido generar expectativas, según ha explicado su presidente, Antonio Bernal, si no existe la certeza de que podrán acceder a estos tratamientos al igual que el resto de ciudadanos.

Bernal ha realizado este anuncio en la misma semana en la que se hacía pública la contestación del Gobierno a una pregunta formulada por la diputada socialista María del Puerto Gallego sobre este tema. En su respuesta, el Gobierno informa que un total de 26 reclusos reciben ya antivirales de acción directa y 167 pacientes son tratados con una combinación de ribavirina e interferón, todos ellos con cargo al presupuesto de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

Según el cálculo de Fneth, son más de 11.000 los afectados por esta infección en las cárceles españolas. Además, su presidente duda de que estas cifras recojan también el número de pacientes atendidos por los servicios regionales de salud. El plan integral, recuerda, no permite que sean tratados en centros que no reúnen una serie de condiciones.

Por otra parte, la federación ha presentado esta semana un dispositivo que refuerza el compromiso de los pacientes con la adherencia al tratamiento. Se trata de Adheptor, una herramienta que permitirá a los pacientes gestionar la toma de fármacos, programar avisos y controlar las variables clínicas relevantes, aportando esta información al farmacéutico hospitalario.

Twitter