Fecma y Geicam apuestan por una próxima generación sin miedo al cáncer de mama

Herramientas
|
10 nov 2015 - 08:00 h
|

El Grupo de Investigación en Cáncer de Mama (Geicam) y la Federación Española de Cáncer de Mama (Fecma) han puesto en marcha la campaña de concienciación ‘Generación Cero’. El desafío de la iniciativa, tal y como explica Agustí Barnadas, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Sant Pau y vicepresidente de Geicam, es “reducir cada vez más ese porcentaje de mujeres que todavía fallece por cáncer de mama metástasico”.

Y es que, como apunta este profesional, si bien hoy día “más del 83 por ciento de las pacientes ya se curan” gracias sobre todo a nuevos tratamientos para las pacientes HER2+ y hormonodependientes, la realidad es que todavía existe un subtipo de pacientes, las triple negativas, con pocas opciones terapéuticas.

Además, recuerda Ana Lluch, jefa del Servicio de Hematología y Oncología Médica del Hospital Clínico Universitario de Valencia, existe todavía un importante problema en “la resistencia que adquieren las células a estos tratamientos con el tiempo”. Un reto en investigación que se une a otros: la búsqueda de nuevos biomarcadores de estimación de riesgo para una detección más precoz y, por consiguiente, una reducción en la aparición de metástasis.

Precisamente fomentar y apoyar la investigación es uno de los objetivos fundamentales sobre los que se sustenta el germen de esta campaña, una meta para la que se necesita una mayor inversión económica. Como enfatiza Lluch, “tenemos las armas para luchar (la biología molecular), la tecnología necesaria para conocer los mecanismos de resistencia y los fármacos que parece que podrían vencer esas resistencias, así que ahora lo que necesitamos es dinero para investigar en ello”. La otra pata de la campaña es concienciar a la población y a las autoridades sanitarias de la importancia de esta patología y de la necesidad de financiar la investigación.

Todo ello con otro objetivo mucho más ambicioso en mente que, como subraya Antonia Gimón, presidenta de Facme, se podría resumir en “apostar por el futuro, para que nuestas hijas y nuestras nietas no tengan miedo del cáncer de mama y puedan planificar su futuro a más largo plazo, para que no tengan los miedos y las dudas que tuvimos nosotras”.

Twitter