El Senado aprueba la creación de un Registro Nacional de Pacientes

La moción del PP fue apoyada por Podemos, pero no contó con el respaldo del PSOE ni de los nacionalistas
Herramientas
|
14 sep 2015 - 08:00 h
|

El pleno del Senado celebrado el 9 de septiembre dio luz verde a una moción del Grupo Parlamentario Popular en la que instó al Gobierno a que acuerde con las comunidades autónomas (CC.AA.) la creación de un Registro Nacional de Pacientes para controlar el alcance estadístico de enfermedades, la eficacia de fármacos o el conocimiento de las características de los enfermos.

La moción ha contado con los votos a favor del PP y Podemos, la abstención del PSOE y el voto en contra de nacionalistas vascos y catalanes.

Por un lado, el portavoz de Desarrollo e Innovación y senador popular, Antonio Alarcó, defendió que dicho registro será una herramienta básica para la investigación clínica y la evaluación de resultados en salud y aseguró que contribuirá a mejorar el tratamiento de ciudadanos y pacientes.

Además, hizo hincapié en que esta iniciativa “no ideológica” daría respuesta a las reivindicaciones de los profesionales sanitarios y actuaría como “una piedra angular del nuevo sistema de aprobación y financiación de fármacos innovadores”.

Por otro lado, el portavoz del PSOE en esta moción, el senador José Vicente González Bethencourt, remarcó la importancia y el apoyo de su grupo a la investigación clínica y al tratamiento y seguimiento de enfermedades con un registro de datos. Sin embargo, valoró como una contradicción que el PP considere que deban dedicarse recursos a la elaboración del registro y, al mismo tiempo, certifique que la iniciativa no genera coste económico alguno.

En este contexto, el PP aceptó una enmieda del senador de Podemos Ramón Espinar para que dicho registro sea propiedad del Sistema Nacional de Salud (SNS) y los servicios autonómicos “sin que pueda cederse a empresas privadas ni externalizarse su procesamiento”, y que toda la información “resguarde la privacidad de los datos que pudieran identificar a las personas”.

En definitiva, el Senado insta así al Gobierno a que se pongan en marcha todas las medidas necesarias que permitan la creación del registro, que la información obtenida solamente sea propiedad del SNS y de sus servicios sanitarios públicos autonómicos, que la información resguarde la privacidad de los datos que pudiesen identificar a las personas y que sea usada para la investigación, con la finalidad de mejorar la calidad asistencial y equidad del sistema son los cuatro puntos en los que se concreta la moción.

Twitter